FORMACIÓN BÁSICA DEL MUNDO DE LA INVERSIÓN

Pixabay.com

Si has llegado hasta aquí es porque has sentido cierta curiosidad sobre invertir en bolsa o porque realmente te has decidido a aprender sobre el mundo de la inversión para empezar a hacer trabajar tu dinero. Con la siguiente guía voy a intentar ayudarte con todas esas cuestiones que seguramente te surjan, al igual que me surgieron a mí cuando empecé a sumergirme en este mundo.

Lógicamente, después de leer esto no vas a ser mejor inversor que Warren Buffett, ni siquiera sabrás ni un 1% de lo que sabe él, pero al menos te servirá de punto de partida en el mundo de la inversión. Tendrás aquí reunida la información esencial para que, en muy poco tiempo, tengas claros los conceptos básicos y te formes una idea inicial de en qué consiste invertir.

Por cierto, si al leer anteriormente «Warren Buffett” has pensado “¿y ese quién es?”, estoy convencido de que estás en el sitio ideal. Intentaré explicarte de manera muy clara y amena todo lo que necesitas saber para empezar a invertir en bolsa, intentando que no te satures con demasiada información.

elahorradorinversor

Antes de nada, quiero recomendarte los que para mí han sido los libros fundamentales en mis inicios en el mundo de la inversión. Gracias a ellos empecé a aprender sobre la bolsa y a tener más claro cómo ganar dinero con mis ahorros. Te los dejo aquí por si te interesa alguno de ellos.

Te garantizo que aprenderás muchísimo y no necesitas tener ningún tipo de conocimiento previo para entenderlos, ya que todo está explicado de manera impecable 👍🏽

Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero: Consiga la jubilación que se merece

Gregorio Hernández Jiménez 

Primer libro sobre bolsa que leí. Cuando comencé a interesarme por la inversión estaba muy perdido. No sabía por donde empezar. Después de leer muchas referencias sobre distintos libros, me decanté por este.
 
Resultado: Inicié la lectura con miedo, no sabía si entendería bien las cosas o si iba a ser muy complicado leer sobre algo que en ese momento no tenía ni idea. Pero la experiencia resultó ser de lo más amena y productiva. Además de aprender muchos contenidos y términos nuevos, reforzó mi motivación y decisión para aprender a invertir en bolsa y empezar a ganar dinero.
 
Lo considero el mejor libro que podía haber leído como «introducción» a la inversión.

Lo más importante para invertir con sentido común

Howard Marks

Antes de acabar el anterior libro, ya había pedido este. Se podría decir que «devoré« ambos.
 
Con este libro aprenderás sobre la psicología del mercado, a gestionar el riesgo, y te explicará la manera que tienen de pensar los inversores contrarios a la mayoría, lo que es un factor diferencial para la consecución de mejores resultados. Además, analiza detalladamente la inversión en el mercado de valores.
 
Formación básica para empezar a invertir en bolsa

¿Qué es y cómo funciona la bolsa de valores?

La bolsa de valores es el lugar donde se compran o venden acciones. Los precios de las acciones los establece el propio mercado, es decir, si alguien está dispuesto a pagar una cantidad mayor por una acción y se cierra la venta, el precio de la acción subirá. Por el contrario, si alguien hace una oferta por una acción inferior a su precio y el poseedor de esa acción decide vender, el precio de dicha acción bajará.

Esto nos lleva a la primera conclusión: los inversores no venden porque caiga la bolsa, sino que la bolsa cae porque venden acciones los inversores.

¿Qué son y cómo funcionan las acciones?

En la bolsa las empresas buscan financiarse. Es decir, venden pequeñas porciones de la empresa en forma de acciones, de manera que obtienen liquidez para acometer reformas, ampliar el negocio, mejorar servicios…

Vamos a explicar su funcionamiento con un ejemplo:

Imaginemos que tengo una pequeña tienda llamada “Moda Popescu”. No me va mal, obtengo cierto beneficio.

Para maximizar las ganancias, decido ampliar mi negocio y abrir más tiendas en ciudades cercanas. El problema es que no dispongo del dinero suficiente para acometer esa inversión. Por ello, tomo la decisión de vender parte de mi empresa en pequeñas participaciones (acciones) de 30 €. El valor actual de mi empresa es de 100.000 € y la cantidad que necesito para mi nuevo proyecto es de 30.000 €, esto supone poner a la venta el 30% de la empresa, es decir, un total de 1.000 acciones.

Una vez vendidas esas acciones, pasaré a ser el dueño del 70% de la empresa, pero habré conseguido financiarme para llevar a cabo mis futuros proyectos.

Con esta expansión a nuevas ciudades y mi empresa cotizando en bolsa, los beneficios aumentan y Moda Popescu empieza a ganar más popularidad. En ese momento habrá inversores interesados en entrar a formar parte de la empresa y acudirán a la bolsa de valores ofreciendo un precio superior al que cotizan las acciones actualmente.

Supongamos que un inversor ofrece 35 € por acción. Si alguien decide vender, habrá obtenido 5 € de beneficio por cada acción vendida (la diferencia del precio al que la compró y el precio al que la vendió). A partir de esa venta, las acciones empezarán a cotizar a 35€ (+16,6%), lo que implica que tu parte de la empresa empezará a costar más, ya que si decides vender todas tus acciones, lo harás a un precio superior al que las compraste.

Es importante diferenciar entre valor y precio. A una empresa no le afecta directamente que suba o baje el precio en la bolsa de sus acciones, ya que el precio no determina el valor de la empresa.

Eso sí, si una empresa funciona bien y sus beneficios crecen continuamente, lo lógico es que el precio de sus acciones suba porque habrá inversores interesados en formar parte de ella dispuestos a pagar más.

Pero esto puede ocurrir con una empresa que simplemente ha aparecido en el momento adecuado o ha tenido un golpe de suerte puntual. Esto provocaría que sus acciones tuviesen un precio elevado y que en realidad el valor de la empresa no vaya en concordancia. Y a la inversa también ocurre, empresas que están infravaloradas. Y ahí es donde entrarían en juego muchos gestores de inversión value, pero eso ya lo veremos más adelante.

¿Cuánto dinero necesito para empezar a invertir?

Simple: el que tú estimes que te puedes permitir.

Invertir en bolsa siempre conlleva riesgos. Por suerte, hay maneras y maneras de invertir, y siguiendo una serie de “reglas”, estos riesgos pueden minimizarse en un altísimo porcentaje. Lo normal, es que siguiendo la estrategia adecuada, ganes bastante dinero.

Eso sí, no creas que con la inversión en bolsa vas a hacerte rico destinando solamente 10 € al mes. Obviamente, cuanto más dinero inviertas, mayores plusvalías obtendrás con los crecimientos de la bolsa.

No es lo mismo ganar un 10% de 100 € (ganarías 10 €) que ganarlo de 1.000 € (ganarías 100 €)

Pero esto no quiere decir que tengas que disponer de mucha cantidad. Lo más importante es que tus aportaciones sean regulares y periódicas.

¿Puedo perder dinero invirtiendo en bolsa?

Sí, existe ese riesgo, pero este será mayor o menor dependiendo de la estrategia de inversión utilizada.

El mundo de la inversión tiene muchas opciones distintas de inversión y cada uno de nosotros tenemos nuestra estrategia. Esto es realmente lo que va a marcar tus resultados futuros. Obviamente, todos y cada uno de los inversores están a merced del mercado. El mercado es imposible de controlar e imposible de predecir. Si alguien te asegura que sabe dónde invertir porque sabe lo que va a pasar, te estará mintiendo.

Siguiendo una adecuada estrategia de inversión y siendo fiel a una serie de “reglas”, perder dinero es bastante poco probable siempre y cuando hablemos de inversiones a largo plazo.

¿Qué tal hasta este punto? ¿Fácil, no?

Si tienes cualquier duda, no dudes en escribirme. ¡Sigamos!

Iniciación en inversión en bolsa

¿Cuánto dinero puedo ganar invirtiendo en bolsa?

No existe un límite. Todo depende de la cantidad invertida, de la evolución del mercado, de tu perfil de riesgo, de tu estrategia, de tu horizonte temporal, de las comisiones pagadas…

Como comenté anteriormente, cuanta más cantidad inviertas, mayor potencial de ganancias tendrás. Un % cualquiera de crecimiento supondrá más beneficio cuanta mayor sea la cantidad sobre la que se aplique.

Obviamente dependemos del mercado de valores. Atravesaremos crisis económicas que afectarán a nuestras inversiones y también periodos de bonanza económica en los que veremos que nuestras inversiones crecen como la espuma. Saber cuándo va a llegar alguno de estos momentos es imposible, por ello debemos de mantenernos impasibles ante esta volatilidad. Las caídas y crecimientos de mercado son normales y forman parte de la vida de un inversor. Tu capacidad para aguantar esas grandes caídas, será uno de los factores que determinarán tu estrategia.

La volatilidad se utiliza para medir el riesgo. Cuanto más volátil es una acción, más subidas y bajadas de precio experimenta y mayor potencial de beneficio representa (o de pérdida).

A pesar de que es imposible estimar una cifra exacta de cuánto dinero podemos ganar al invertir en bolsa, te dejo una tabla con una rentabilidad anual del 7,5 % para que puedas hacerte una idea de qué se puede esperar.

Como referencia, la rentabilidad general de la bolsa de EEUU, una de las bolsas más importantes del mundo, ha sido en los últimos 50 años superior al 9 %.

En el ejemplo de la tabla, se ha realizado un ingreso regular mensual de 300 € (3.600 € al año)

Año Total invertido + beneficios obtenidas Rentabilidad año (7,5%) Capital total final
1 3.600 € 270 € 3.870 €
2 7.470 € 560 € 8.030 €
3 11.630 € 872 € 12.503 €
4 16.103 € 1.208 € 17.310 €
5 20.910 € 1.568 € 22.478 €
6 26.078 € 1.956 € 28.034 €
7 31.634 € 2.373 € 34.007 €
8 37.607 € 2.821 € 40.427 €
9 44.027 € 3.302 € 47.330 €
10 50.930 € 3.820 € 54.749 €
11 58.349 € 4.376 € 62.725 €
12 66.325 € 4.974 € 71.300 €
13 74.900 € 5.617 € 80.517 €
14 84.117 € 6.309 € 90.426 €
15 94.026 € 7.052 € 101.078 €
16 104.678 € 7.851 € 112.529 €
17 116.129 € 8.710 € 124.839 €
18 128.439 € 9.633 € 138.071 €
19 141.671 € 10.625 € 152.297 €
20 155.897 € 11.692 € 167.589 €
21 171.189 € 12.839 € 184.028 €
22 187.628 € 14.072 € 201.700 €
23 205.300 € 15.398 € 220.698 €
24 224.298 € 16.822 € 241.120 €
25 244.720 € 18.354 € 263.074 €
26 266.674 € 20.001 € 286.675 €
27 290.275 € 21.771 € 312.046 €
28 315.646 € 23.673 € 339.319 €
29 342.919 € 25.719 € 368.638 €
30 372.238 € 27.918 € 400.156 €

Según el ejemplo, al cabo de 30 años, además de más arrugas, tendrás un total de 400.155,69 € después de haber invertido 108.000 € (3.600 € al año)

¿Qué clase de brujería es esta? Si habíamos dicho una rentabilidad del 7,5%…

Es posible gracias al que será tu mejor amigo desde hoy: el interés compuesto.

Perfil de riesgo

¿Eres arriesgado o conservador?

¿Aguantarías ver como tu cartera de inversión pierde la mitad de su valor en poco tiempo?

¿Prefieres invertir con un potencial de ganancias inferior pero con una volatilidad pequeña o por el contrario buscas un alto potencial de beneficio pero asumiendo un riesgo mucho mayor?

Contestando a estas preguntas podrás empezar a definir en qué y cómo quieres invertir.

Invertir en bolsa no consiste en ser un adivino y prever cómo se van a comportar en el futuro las distintas empresas, sino en adquirir una serie de conocimientos básicos para hacer las cosas con sentido común controlando los riesgos derivados.

Según tu perfil de riesgo, tendrás que configurar tu asset allocation.

El asset allocation hace referencia a como distribuyas los diferentes activos, zonas geográficas, divisas… en tu cartera de inversión, de manera que se adapte a tu estrategia y a tu perfil (más conservador o arriesgado).

Esto tiene sentido porque existen activos con diferentes riesgos. Por ejemplo, si inviertes en bonos tendrás un potencial de rentabilidad menor que si inviertes en acciones, pero contarás con la ventaja de que tienen un riesgo mucho menor. Puedes configurar carteras en las que tengas ambos activos, y en función de tu perfil, dar más peso a uno u otro. Un ejemplo de perfil conservador podría ser 60% renta variable (acciones) y 40% renta fija (bonos).

NOTA: Existen en internet muchos test en los que puedes conocer tu perfil de inversor. Te animo a hacer uno y así hacerte una idea de qué tipo de inversor puedes ser.

Te dejo el enlace para que conozcas tu perfil de inversor a través de estos test de perfil de inversor:

Test perfil de inversor de Indexa Capital.

Test perfil de inversor de InbestMe
 

Al hablar de “riesgo” no implica que este sea algo negativo. Por ejemplo, podemos calificar un determinado producto como “de riesgo” porque tiene una volatilidad muy alta. Su evolución no es lineal, sino que sufre muchas subidas y muchas bajadas.

Pero puede que a pesar de sufrir, como digo, muchas bajadas, las subidas pesen más en el balance general y la rentabilidad a largo plazo sea positiva. En este caso, a pesar de ser un producto de riesgo, habrá generado beneficios.

Lo verás más claro con el siguiente ejemplo:

Acción A: volatilidad pequeña (menos riesgo)

Acción B: volatilidad alta (producto con mucho más riesgo)

*A pesar de que la acción B tiene mucho más riesgo que la acción A, ¿con cuál te quedarías?

Este ejemplo anterior sirve para aclarar que el riesgo es algo complejo e incluso abstracto en el mundo de la inversión, ya que puede referirse a:

  • Riesgo de volatilidad (ejemplo anterior).
  • Riesgo de pérdida total de capital.
  • Riesgo por desconocimiento, no saber que estás haciendo.
  • Riesgo de no cumplir tus expectativas iniciales (aunque los resultados sean positivos).
  • Riesgo por la incertidumbre de no saber qué va a pasar. ¿Ganaré o perderé?

¡Vamos! ¡Ya has pasado lo peor!

De todos modos, coge otro café si ya acabaste el que tenías. Aun quedan curvas…

SUSCRÍBETE

Responsable: Jonathan González
Finalidad: envío de publicaciones, promociones de servicios y/o productos y material exclusivo.
Derechos: acceso, rectificación y/o supresión datos.
Destinatarios: los datos que proporciones se almacenan en mi proveedor de email marketing, MailPoet.
Toda la información sobre la protección de datos en  política de privacidad.

¿En qué invertir?

Existen muchas opciones donde invertir tu dinero (mercado de valores, inmuebles, negocios, crowdfunding…) pero solo te voy a hablar de aquellas en las que yo invierto.

Esto no significa que sean las mejores opciones de manera general, sino, simplemente, son las que yo utilizo y de las que te puedo hablar basándome en mi experiencia personal.

Dicho esto, también son las mejores desde mi punto de vista.

Fondos de inversión

Invertir en Fondos de Inversión

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión se basan en las aportaciones de múltiples inversores. Este capital aportado es gestionado por uno o varios gestores quienes buscan en el mercado de valores las mejores opciones, según su estrategia, para conseguir beneficios.

Con cada aportación que hagas en un fondo, podrás comprar participaciones en cientos o miles de empresas.

¿Qué tipos de fondos de inversión existen?

De manera muy resumida, mencionaré varios tipos de fondos de inversión de entre los existentes:

  1. Según la forma de gestión:
    • Fondos de gestión activa: las persona o personas encargadas de gestionarlos toman las decisiones sobre en qué invertir y cuándo hacerlo. El obtener resultados positivos depende del conocimiento y habilidad de estos gestores. Su objetivo es batir al índice de referencia (benchmark).
    • Fondos de inversión de gestión pasiva: se basan en imitar el comportamiento del índice de referencia (benchmark). En esta categoría entrarían los fondos indexados.

¿Qué es un Benchmark? 

Para poder valorar la correcta gestión (el rendimiento) de un fondo de inversión (o mercado o cartera) se toma como referencia un índice bursátil o benchmark. Existen multitud de benchmark: IBEX 35 (índice España), CAC-40 (índice Francia), DAX (índice Alemania), Eurostoxx (índice países Euro), SP-500 y Dow Jones (índices EEUU)… En ellos se incluyen las empresas que cuentan con mayor liquidez dentro de la zona geográfica en la que se sitúa el benchmarkExplicación más completa sobre qué es un benchmark.

  • Según la distribución de sus beneficios:
    • Fondos de acumulación: bajo mi punto de vista, los ideales para una estrategia a largo plazo buscando el interés compuesto. En estos fondos no se reparte entre los inversores los beneficios que se obtienen de los dividendos procedentes de las empresas en las que se invierte, sino que esos dividendos se reinvierten, aumentando el valor de las participaciones.
    • Fondos de distribución: son aquellos que reparten entre sus inversores los dividendos que las empresas van repartiendo a sus accionistas. Este cobro supone pagar impuestos por cada uno de esos dividendos, lo que hace que perdamos capital en comparación con el anterior tipo de fondos de inversión de acumulación.

Acciones

Invertir en acciones

Otra opción de inversión es comprar directamente acciones de empresas sin hacerlo a través de un fondo de inversión. Para ello necesitas un bróker (más abajo te explico qué es) que haga de intermediario.

Te menciono esta posibilidad porque yo la he utilizado, pero actualmente me he deshecho de todas mis acciones (las vendí) y el capital lo he traspasado a fondos de inversión. La razón: me parece menos arriesgado, supone menos tiempo y menos gastos.

Aun así, por si te interesa la compra de acciones, te comento que existen distintas estrategias:

  • Invertir en dividendos:

Consiste en comprar acciones de aquellas empresas sólidas que repartan dividendos entre sus accionistas. De este modo, cada vez que se haga ese reparto, recibirás una cantidad de dinero, la cual será mayor o menor en función del número de acciones que tengas.

La idea es mantener las acciones compradas durante un largo periodo de tiempo, siempre apostando por empresas con niveles altos de liquidez y muy estables, lo que se conoce como blue chips. El objetivo es ir aumentando continuamente el número de acciones para que, en el futuro, el reparto de dividendos de esas empresas nos permitan vivir de ese beneficio sin necesidad de vender nuestras posiciones.

No voy a profundizar más en este tipo de inversión porque, como digo, actualmente ya no invierto así. Si te interesa este tipo de inversión, la cual requiere de un análisis exhaustivo de las empresas y estar muy pendiente ante posibles cambios, te aconsejo informarte muy bien antes de aventurarte.

Esta estrategia suele llamarse “Buy & Hold”, que su traducción al español sería “Comprar y Mantener”.

  • Value investing:

Esta es una estrategia mucho más compleja. Consiste en llevar a cabo un análisis minucioso de la empresa. El objetivo es identificar aquellas empresas que estén infravaloradas para poder comprar sus acciones “baratas” y venderlas a un precio mayor en el futuro.

Creo que no hace falta añadir que para llevar a cabo esta estrategia tienes que tener profundos conocimientos financieros y la capacidad para leer cuentas de explotación e interpretar datos económicos.

Si la idea del value investing te atrae, pero no tienes la formación suficiente, siempre puedes invertir en fondos de inversión que utilizan esta estrategia. Yo mismo lo hago, puedes verlo dentro de los fondos de gestión activa.

Crowdlending

Crowdlending

El crowdlending consiste en realizar una aportación económica dirigida a una empresa, persona o colectivo que necesita determinada financiación para algún proyecto o compra. Una vez finalizado el plazo de devolución, esta cantidad invertida que has prestado te sería devuelta junto con unos intereses que es con los que obtendrás el beneficio.

Es un tipo de inversión que te puede generar altos porcentajes de ingresos y de una manera mucho más rápida que la inversión en bolsa, pero también implica asumir mayor riesgo.

¿Quieres saber más? Consulta toda la información sobre el crowdlending.

¿Cómo empezar a invertir? ¿Qué necesitas?

Para empezar a invertir solo necesitas dos cosas: dinero (obvio, ¿no?) y un bróker.

Respecto a lo primero, no hay nadie mejor que tú para saber qué cantidad puedes invertir. Si no lo has hecho todavía, te aconsejo leer la sección de “Ahorro” donde te doy algunos consejos para aumentar tus ahorros mensuales y, de este modo, disponer de una mayor cantidad para invertir en bolsa y obtener mejores resultados.

¿Qué es un Bróker?

En cuanto al segundo punto, un bróker es un intermediario entre tú y el mercado de valores. A cambio de una comisión, te dará acceso a la compra y venta de diferentes activos (acciones, participaciones en fondos, ETFs…). Contar con un bróker es obligatorio para que puedas operar en bolsa.

A la hora de elegir un bróker tienes que tener en cuenta una serie de cosas:

  • Que sea un bróker regulado. Esto garantizará que el bróker respete una serie de normas que dotarán de protección a los inversores al estar supervisado por el organismo correspondiente. Evitará que te lleves sorpresas desagradables en el futuro.
  • Guíate de las opiniones de otros clientes, como sueles hacer siempre que barajas varias alternativas. Busca información para elegir la mejor opción.
  • Que la plataforma que utilice sea de tu agrado y de fácil manejo.
  • Que su comisión sea lo más baja posible. Una vez varios brókers cumplen con los puntos anteriores, quédate con el que mejor condiciones te ofrezca.

¿Cuáles son los brókers que utilizo para los diferentes tipos de inversión en los que invierto mi dinero?

Comisiones. ¿Cuánto cuesta invertir en bolsa?

Invertir en bolsa no está exento de gastos. De hecho, en una estrategia a largo plazo, este es un punto clave. Debemos de minimizar los gastos para conseguir una mayor rentabilidad en el futuro.

Las comisiones que tendremos que pagar en algunos casos son numerosas, pero no tienen porqué ser muy elevadas. Como casi siempre ocurre cuando hay una amplia oferta, habrá opciones mucho más económicas y recomendadas que otras. No quiero tomar decisiones por ti, es mejor que te informes de las comisiones de cada uno de los brókers (y/o fondos de inversión) y tú decidas.

Comisiones invertir en bolsa

Bróker

Compra/Venta: porcentaje de comisión que te cobran cada vez que compras o vendes acciones/participaciones.

Mantenimiento/Custodia: comisión por tener el dinero depositado. Suele cobrarse de manera trimestral o semestral.

Dividendos: cada vez que cobres un dividendo, un pequeño porcentaje será retenido por el bróker.

Traspaso de acciones: si llevas tus acciones de un bróker a otro, el antiguo te cobrará una comisión. Normalmente, con ofertas de bienvenida del nuevo bróker, puedes recuperar esa comisión.

fondos de inversión

Suscripción: pequeño porcentaje sobre el importe invertido que te cobra la gestora por invertir en el fondo. No suele aplicarse, pero que sepas de su existencia.

Gestión: los honorarios que pagarás a los gestores por desempeñar su trabajo.

Custodia: comisión de la sociedad depositaria por la administración y custodia de tu dinero..

Reembolso: comisión que cobra la gestora por retirar de manera parcial o total nuestra inversión.

Éxito: será cobrada en caso de beneficio del fondo. Es un pequeño porcentaje sobre esos beneficios obtenidos por el partícipe.

crowdlending

Libre de comisiones

En el crowdlending las plataformas se financian gracias a las comisiones que cobran a los originadores de crédito, pero no lo hacen a los inversores como tú o como yo.

Leer este apartado puede asustarte o echarte para atrás en tu idea de empezar a invertir, pero te aseguro que parece más de lo que realmente es. En mis inversiones pago unas comisiones mínimas, y de hecho, en ocasiones, es preferible pagar un poquito más pero garantizar mayor tranquilidad.

Has llegado al final… ¡pero esto es solo la primera página!

Aun falta mucho camino por recorrer en nuestra formación. Espero que sepas algo más que antes de empezar. Coméntame abajo qué te ha parecido.

¡Ánimo, ya estás más cerca de tu libertad financiera!

2 comentarios en «Lo más básico»

    • Hola, Paula.

      Al menos en Mintos, que es la plataforma que mejor conozco y la que utilizo, a los inversores como tú o como yo, no les cobran ninguna comisión. Pero sí lo hacen a los originadores de crédito. De ahí obtienen sus beneficios.

      Saludos!

      Responder

Deja un comentario

El Ahorrador Inversor informa que todos los datos de carácter personal proporcionados al rellenar este formulario serán tratados por Jonathan González. Los datos facilitados estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L. ubicada en España. Ver política de privacidad de Webempresa Europa S.L. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos personales es enviarte publicaciones, promociones de servicios y/o productos y material exclusivo. No facilitar los datos personales obligatorios o proporcionar datos incorrectos puede suponer que no pueda atender a tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y/o supresión en elahorradorinversor@gmail.com. Para consultar la información completa sobre la protección de datos entra en política de privacidad.