CONCEPTOS CLAVE DEL MUNDO DE LA INVERSIÓN

Unsplash.com

Acción

Son las partes (títulos) en las que se divide una determinada empresa y que se compran y venden en el mercado de valores. La suma de todas estas acciones indican el valor de mercado de la empresa. Ya traté más en profundidad en la sección «Lo más básico» qué es una acción.

Análisis fundamental

El análisis fundamental se lleva a cabo a través del estudio minucioso de una empresa y de todas las variables que puede afectar. Se trata de establecer el precio teórico objetivo de la acción de una determinada empresa.

De esta manera, una vez finalizado el estudio y comparando las cifras obtenidas con las reales a las que cotizan las acciones de esa empresa, se podrá determinar si ésta está infravalorada o está justamente valorada y poder tomar la decisión sobre invertir en ella o no.

Análisis técnico

El análisis técnico se refiere al estudio realizado sobre si invertir o no en una empresa basándose en las tendencias de cotización, las gráficas, patrones de precio…. intentando identificar (predecir) cuándo sería el mejor momento para comprar o vender una determinada acción.

Pixabay.com

Las rentabilidades pasadas no implican ni garantizan rentabilidades en el futuro.

Apalancamiento

El apalancamiento financiero se refiere a utilizar una cantidad de capital para invertir superior al capital propio (endeudamiento), es decir, invertir los fondos propios y fondos obtenidos a través de créditos. Son estrategias muy arriesgadas que pueden hacerte perder mucho dinero.

Asset Allocation

Se refiere a la diversificación en las inversiones entre distintos mercados y productos para minimizar riesgos y/o aumentar rentabilidad. Hablando claro, es como tengas distribuidas tus inversiones, en qué inviertes y en qué porcentaje.

Benchmark

Un benchmark se puede traducir como “punto de referencia”. Su utilidad en la bolsa es medir el rendimiento de una cartera de inversión, de un fondo o de un mercado. En él se agrupan las empresas más líquidas y con mejores rendimientos dentro de un país, sector o tipo de empresa. Existen multitud de benchmark, desde los más generales como pueden ser el IBEX 35 (índice España), CAC-40 (índice Francia), DAX (índice Alemania), Eurostoxx (índice países Euro), SP-500 y Dow Jones (índices EEUU), hasta aquellos que son más específicos y que pueden reducirse a determinados sectores, como por ejemplo el sector de la energía (Ibex 35 energía).
Pixabay.com

En el caso del Ibex 35, que es el benchmark más importante de la bolsa española, se incluyen las 35 empresas con mayor liquidez que cotizan en el mercado de valores español.

No todas estas empresas tienen la misma importancia (el mismo peso) dentro del índice, sino que aquellas que tengan una mayor capitalización bursátil, tendrán mayor peso. Esto significa que esas empresas, con sus rendimientos al alza o a la baja, determinan en mayor medida el comportamiento del índice.

Blue chips

Con el término blue chips nos referimos a las empresas mejor valoradas, que tienen altos niveles de liquidez y una gran estabilidad.

Bono

Los bonos se incluyen dentro de la renta fija. Son valores de deuda que pueden ser emitidos por entidades privadas o por gobiernos. Su rentabilidad y vencimiento están establecidos de antemano. El emisor devolverá la cantidad que le ha costado el bono al inversor más los intereses pactados en el momento de su compra.

SUSCRÍBETE

Responsable: Jonathan González
Finalidad: envío de publicaciones, promociones de servicios y/o productos y material exclusivo.
Derechos: acceso, rectificación y/o supresión datos.
Destinatarios: los datos que proporciones se almacenan en mi proveedor de email marketing, MailPoet.
Toda la información sobre la protección de datos en  política de privacidad.

Bróker

Derivados

Los derivados son instrumentos financieros cuyo valor depende de la evolución del precio de otro activo subyacente (acción, bono, materias primas…) al que está asociado. Por ejemplo, el valor de un derivado del oro, depende del precio al que cotice el oro.

Utilizando un derivado se está cerrando un acuerdo estableciendo la cantidad y todos los detalles pero que se hará efectivo en el momento futuro establecido. Son productos de un riesgo muy elevado.

Para que lo entiendas mejor:

Supongamos que en el día de hoy el precio de las castañas está a 5 € el kg. Llegamos a un acuerdo con el vendedor para la compra de 1 kg de castañas dentro de un mes al precio actual (5 €). Esto podría entenderse como un derivado, es decir, estamos estableciendo el precio y el momento de la compra, cerrando un trato actual, pero que se hará efectivo en el futuro.

Pasado el mes, cuando se hace efectiva la compra, dependiendo de la variación del precio del kg de castañas, podemos ganar o perder dinero. Si llegado el día, el precio del kg de castañas ha subido a 5,50 €, habremos ganado dinero al comprarlas a 5 €, sin embargo, si el kg ha bajado a 4 €, habremos perdido dinero.

Dividendo

Es la parte de las ganancias de una empresa que reparte entre sus accionistas. Cuanta mayor sea la cantidad de acciones que se posean de esa empresa, mayor será la cantidad recibida en forma de dividendo.

Garantía de recompra

Es la garantía que un originador de préstamo le brinda al inversor en el caso de que este préstamo sufra retrasos en su devolución o no llegue a devolverse. De esta manera, el originador de crédito saldará la deuda del solicitante de crédito respecto al inversor.

Gestión activa

Pixabay.com

El objetivo de la gestión activa es obtener mayor rentabilidad que un índice a través de la selección activa de valores. Se basa en el análisis de las empresas para invertir en aquellas que el gestor o gestores consideren que van a obtener mejores resultados en el futuro. Esta selección puede ser una combinación entre empresas que se encuentren dentro del índice referencia y fuera de él. Se intenta batir al mercado, no igualarlo.

Gestión pasiva

El objetivo de la gestión pasiva es replicar un determinado índice bursátil. También podemos referirnos a ella como gestión indexada. El gestor se limitará a comprar aquellos valores que imiten el índice de referencia, respetando los pesos que cada empresa tiene dentro del índice de referencia elegido. El objetivo es igualar la rentabilidad del índice, no podrá superarse.

Posiblemente al leer la definición de ambos tipos de gestión te inclines por la gestión activa, ya que aspiras a conseguir una rentabilidad mayor y no conformarte solamente con la que ofrezca el determinado índice de referencia, pero debes de saber que, según los datos históricos, a largo plazo, aproximadamente el 90% de los fondos de gestión activa obtiene peores rentabilidades que los benchmark, y por tanto, que la gestión pasiva.

Marca de agua

La marca de agua es una medida de protección al inversor en el cobro de comisiones de éxito por parte de los fondos. Las comisiones de éxito se tratan del cobro de un pequeño porcentaje de los beneficios obtenidos.

Una marca de agua permite establecer el valor máximo de rentabilidad alcanzado por el fondo, permitiendo que si un año existe una caída notable y al año siguiente se recupera, no se cobre comisión de éxito hasta que esa recuperación supere el anterior valor máximo obtenido (marca de agua).

Ejemplo:

Una participación de un fondo de inversión alcanza en 2017 un valor de 150 €, significando esta cifra su máximo histórico, estableciendo su marca de agua en esos 150 €.

Durante el año 2018 sufre una caída y cierra el año en 110 € (pierde 40 €).

En el año 2019 se recupera y cierra el año en 140 €. Durante este 2019 ha crecido 30 € (+27,27%), sin embargo, el fondo no cobrará comisiones de éxito ese año a sus inversores ya que no ha superado su marca de agua.

Plusvalía

La plusvalía se refiere al cambio de precio (positivo) que experimenta un activo desde el momento de su compra hasta el momento de su venta.

Compro una acción a 50 €. Si cuando decido venderla, lo hago a 70 €, habré obtenido una plusvalía de 20 € (+40%)

Rebalanceo (rebalancear cartera de inversión)

Pixabay.com

Cuando diseñamos nuestra cartera de inversión, entre otras cosas, lo hacemos en función a nuestro perfil de riesgo. Rebalancear la cartera consiste en realizar las operaciones necesarias para mantener esa distribución de activos inicial (asset allocation), acorde a nuestro perfil, para corregir los inevitables cambios que el mercado va produciendo en nuestros activos.

Ejemplo: Tengo invertidos en bolsa 1.000€. Solamente invierto en renta variable y renta fija y los pesos son 60% y 40% respectivamente en un inicio, por lo que parto con 600 € en renta variable y 400 € en renta fija. Al cabo de un año, con la variación de la bolsa, la renta variable ha experimentado un crecimiento notable y la renta fija se ha mantenido. Al final del año el balance es renta variable 75,75% (1.250 €) y renta fija 24,25% (400 €).

Para volver a mi estrategia inicial debo de rebalancear mi cartera.

Para ello, en las siguientes aportaciones mensuales destinaré una mayor cantidad a la compra de renta fija para subir el % de la misma y acercarme a ese 40% inicial (al mismo tiempo estaré bajando el de la renta variable). Es decir, si en mi siguiente aportación compro renta fija por valor de 400 €, el balance quedaría 1.250 € en renta variable (61 %) y 800 € en renta fija (39 %).

Renta fija

En la inversiones en renta fija los emisores del activo están obligados a realizar los pagos de una determinada cantidad y en un periodo establecido con anterioridad.

El inversor de renta fija, además de la recibir la devolución de la cantidad invertida, también recibe una rentabilidad sobre su dinero invertido. En otras palabras, a diferencia de lo que ocurre con la renta variable, en la renta fija el emisor promete una serie de condiciones y una rentabilidad que se cumplirán cuando finalice el plazo de inversión

Un par de ejemplos de títulos que forman parte de la renta fija son los bonos o letras del tesoro.

Se trata de inversiones “más seguras” que la renta variable. Con menos volatilidad, pero con un porcentaje de rentabilidad mucho menor.

Renta variable

Todo lo contrario a la renta fija. En la renta variable el inversor desconoce qué rentabilidad obtendrá en sus inversiones y ni siquiera tiene asegurada la recuperación del capital invertido, ya que todo depende de una serie de factores (expectativas y evolución de las empresas, situación económicas de un país o región, competencia…) Las acciones son un ejemplo de activo de renta variable.

Trading

Pixabay.com

El trading consiste en especular con la variación de precios de los diferentes activos financieros.

Se trata de la compra/venta de activos financieros en un corto periodo de tiempo, buscando que en el momento de la venta, el precio obtenido sea superior al precio al que fueron comprados para obtener beneficio.

Es una estrategia en la que asumes mucho más riesgo que en las inversiones a largo plazo.

Volatilidad

La volatilidad hace referencia a las variaciones en el precio de un determinado activo. Un activo será poco volátil si su precio a lo largo del tiempo sufre pequeñas variaciones y muy volátil cuando sufre constantes y notables variaciones. La volatilidad va unida al riesgo de inversión. Normalmente los activos menos volátiles tienen un riesgo mucho menor, pero su rentabilidad potencial también va acorde a ese pequeño riesgo. Por su parte, los activos con alta volatilidad, a pesar de tener un mayor riesgo, también ofrecen la posibilidad de una rentabilidad mucho mayor.

En el siguiente ejemplo verás la evolución de dos acciones que parten del mismo precio y actualmente cotizan al mismo precio. Parten de la misma salida y llegan a la misma meta, pero como ves el camino ha sido muy distinto.

elahorradorinversor

¡Has llegado al final de la formación básica sobre la bolsa!

No tengo diploma acreditativo para darte, pero al menos espero que te haya servido para aprender algo nuevo.

SUSCRÍBETE

Responsable: Jonathan González
Finalidad: envío de publicaciones, promociones de servicios y/o productos y material exclusivo.
Derechos: acceso, rectificación y/o supresión datos.
Destinatarios: los datos que proporciones se almacenan en mi proveedor de email marketing, MailPoet.
Toda la información sobre la protección de datos en  política de privacidad.

Deja un comentario

El Ahorrador Inversor informa que todos los datos de carácter personal proporcionados al rellenar este formulario serán tratados por Jonathan González. Los datos facilitados estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L. ubicada en España. Ver política de privacidad de Webempresa Europa S.L. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos personales es enviarte publicaciones, promociones de servicios y/o productos y material exclusivo. No facilitar los datos personales obligatorios o proporcionar datos incorrectos puede suponer que no pueda atender a tu solicitud. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y/o supresión en elahorradorinversor@gmail.com. Para consultar la información completa sobre la protección de datos entra en política de privacidad.